Un héroe anónimo

Por: Jorge Valdovinos
Portada por: Javier Arvide

 

La identidad del sujeto entrevistado para la redacción del siguiente artículo se mantendrá anónima por petición del mismo nos referiremos a este como “el viejo lobo de mar”

Tras el sismo vivido el 19 de Septiembre del 2017, todo en la ciudad se vive de una forma distinta, las cosas siguen su curso, pero hay una huella imborrable acompañada de cierto temor que no dejaremos ir más que con el tiempo, mucha gente ayudó en lo que pudo y siguió su curso, sin embargo todos lo vivieron de forma distinta y a continuación conocerás la percepción de una persona que lo vivió muy de cerca.

Estando en su trabajo como profesor de preparatoria el viejo Lobo de Mar después del Fuerte sismo ocurrido sigue el protocolo que debe ejecutar como maestro en la escuela una vez asegurado el bienestar de los alumnos que son su responsabilidad. Procede hacer un chequeo de las instalaciones cerrando llaves de gas verificando el estado de ciertos químicos que pudieran  ser peligrosos en los laboratorios de ciencias verificando que no haya cuarteaduras o daños graves a la estructura y una vez asegurados parte rumbo al rescate solicitado por Cruz Roja.

“Fui a mi casa por mi mochila, llevo varios años trabajando en rescate y he atendido en diferentes tipos de desastres naturales como huracanes y deslaves, también soy rescatista de alta montaña por parte de Cruz Roja así que ya tenía contemplado qué tipo de equipo necesitaría. Siempre tengo preparado el equipo, pues nunca se cuando pueda ocurrir algún tipo de emergencia. Partí de mi casa rumbo a la Cruz Roja ubicada en Polanco, de la cual saldría junto a mí unidad hacia una escuela cuyo nombre no se nos había dicho, me moví en mi auto hasta acercarme lo más posible a la zona donde el tráfico se volvió denso y una motocicleta me hizo favor de llevarme hasta Cruz Roja. Una vez ahí verificamos que el equipo estuviera completo y nos aseguramos de que la brigada también lo estuviera. Nos dirigimos hacia el sur de la ciudad hacia el colegio Rebsamen una vez ahí los equipos militares estaban haciendo labor de filtro para dejar pasar únicamente a expertos en el tema no correr ningún tipo de riesgo ya adentrados en la zona del derrumbe, nos dijeron en qué puntos había gente y procedimos a la acción.”

Una vez en el colegio el viejo lobo de mar empezó a excavar, utilizando únicamente pico, pala y sus manos para mover el escombro equivalente a un aproximado de tres toneladas por cada metro avanzado hasta encontrar a los extraviados. “Sacamos a cinco personas en las primeras horas, cuatro niños y una maestra que lamentablemente no sobrevivió.”

Tras veinte horas de rescate en el Rebsamen procedió a continuar con su labor en otras zonas ya que habían llegado nuevos relevos. “Estando debajo de los escombros pierdes la noción del tiempo y el espacio, pero nunca la esperanza de encontrar y salvar a alguien.”

Posteriormente realizó labores de contención en el multifamiliar de Tlalpan, donde también rescató a una señora, esto dos días después de la eventualidad, sin descanso alguno. “Recuerdo que bajo los escombros nos aventaron un paquete de jamón, nos lo comimos aunque estuviese lleno de tierra y polvo para darnos energía, hasta que salí de ahí una señora me dio un plato, no se ni que era pero pude comer, nunca hay que olvidar que el deber es primero.”

Más o menos una semana después estuvo dando rondines por la Condesa, Roma y del Valle, esa misma noche al fin pudo descansar. A la mañana siguiente le llaman a labor de rescate junto con los grupos de brigadistas de España e Israel. “Necesitaban que abrieramos túneles desde arriba de un edificio por el cual bajamos a rappel para poder meter robots de rescate que detectan el calor, lamentablemente llovió la noche anterior y al empapar los escombros una reacción exotérmica causada por la humedad impedía la visibilidad casi por completo, tuvimos que acabar entrando manualmente,estando arriba nos sonó la alerta sísmica y en ese momento si sentí el peligro. ”

Referente a la politización y mediatización del rescate el viejo lobo de mar dijo; “Es bueno que la gente ayude, siempre es bueno tener más manos, sin embargo el egoísmo sobresale de cierta manera en el presumir la ayuda brindada, pero hay voluntarios que sí son héroes.”

Tras dos años de trabajar con su brigada esta ha sido la jornada de rescate más pesada sin embargo una vez terminada la labor ¿que sigue?

“Después de todo esto la vida sigue, eres una persona más, vas a tu casa, vas a trabajar y todo fluye como cualquier otro día”.

Cumpliendo su labor como paramédico, maestro, rescatista, topo y formador vocacional, el viejo lobo de mar es sin dudas un recordatorio de que no todos los héroes usan capa ni reciben aplausos, manteniéndose el anonimato deja claro que es un hombre humilde y tengo el placer de poder decir, un gran amigo.

Gracias.

Ruta: encuentra tu entretenimiento

Arte alrededor del mundo

SEPTIEMBRE | recomendaciones culturales: ciudad de méxico “Los que la están rompiendo”

  • Ladrón se enfoca dentro de la cultura contemporánea, enfocado en medios y dispositivos que funcionen en la promoción, distribución, discusión y exposición del arte contemporáneo y de forma más reducida otras disciplinas.

 

  • Librería Casa Bosques reúne una destacada selección de libros y revistas nacionales e internacionales de la escena independiente.

 

  • 8106.tv: un blog especializado en música, donde las ideas son más importantes que las noticias.

  • Producción audiovisual y en general. Tus sueños más salvajes hechos realidad.

 

  • Es una galería de arte contemporáneo comprometida con la producción de proyectos curatoriales y la promoción de artistas jóvenes con trayectoria ascendente en la esfera nacional e internacional.

 

  • Fundación Casa Wabi es una asociación civil sin fines de lucro que busca impulsar la colaboración y el compromiso social a través de las artes.

 

  • Local.mx es una guía de la Ciudad de México que presenta lo más interesante, raro, propositivo y bien hecho de la agenda cultural y gastronómica.

 

  • Terremoto es una plataforma de comunicación dedicada al arte contemporáneo alrededor de la Ciudad de México y el continente americano con un enfoque específico en el Sur: desde los estados fronterizos de México y EE.UU. hasta América Central, el Caribe y el Cono Sur.

 

  • ONDA.MX es una plataforma digital de difusión dedicada a la vibrante escena artistica de la Ciudad de México.

 

Te dejara enganchado

Letras recomendadas